Diariamente nos encontramos con empresas que realizan trabajos de mantenimiento, reparación, inspección y otras operaciones en las cuales los trabajadores deben acceder a partes peligrosas de las máquinas y equipos de trabajo.

Para ello, es muy importante tener el conocimiento de los diferentes riesgos a los que se está accediendo, y sobre todo tener la formación suficiente como para saber que lo primero de todo es consignar la máquina.

La consignación de un equipo es un proceso que permite, de forma ordenada, separar un equipo de sus fuentes de energía, garantizar que no quedan energías peligrosas en el mismo y que su reconexión no es posible mientras el equipo permanezca consignado.

El Real Decreto 1644/2008 por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas, nos indica en el punto 1.6.3 del Anexo I lo siguiente:

“La máquina estará provista de dispositivos que permitan aislarla de cada una de sus fuentes de energía. Dichos dispositivos serán claramente identificables. Deberán poder ser bloqueados si al conectarse de nuevo pudieran poner en peligro a las personas….”

La consignación debe realizarse sobre todas las fuentes de energía (peligrosas) de la máquina, instalación o aparato. Se actuará habitualmente sobre las fuentes de energía eléctrica, sobre los productos químicos (reactivos, combustibles, etc.), sobre la energía térmica (vapor, fluido térmico, resistencias, etc.) y sobre la energía mecánica (hidráulica, neumática, inercia, energía potencia, etc.).

Es fundamental que la empresa posea procedimientos y/o instrucciones donde se recogen las pautas a seguir.

Para ello, debe formar a sus trabajadores en las pautas de consignación de sus máquinas teniendo en cuenta los diversos riesgos mencionados anteriormente, teniendo en cuenta apartados básicos pero que deben tratarse de manera clara:

  1. LEGISLACIÓN Y NORMATIVA VIGENTE
  2. LA CONSIGNACIÓN
    • Definiciones
    • Objetivos
  3. LAS ENERGÍAS
  4. PROCEDIMIENTO PARA LA CONSIGNACIÓN

Sólo así, podremos reducir, e incluso eliminar cualquier riesgo de accidente durante las operaciones que los trabajadores realicen para acceder a una máquina

SEMATEC, consciente y conocer de esta necesidad, imparte formación específica para la correcta Consignación de Máquinas (LOTO), teniendo en cuenta en dicha formación los procedimientos e instrucciones que la propia empresa posea. No olvidemos que el procedimiento a seguir para la consignación de un equipo debe ser personalizado y debe estar claramente establecido y documentado.

Para que esta formación sea lo más práctica y adaptada posible, la podemos impartir, siempre que las condiciones lo permitan, a pie de máquina para abordar con los asistentes las dudas que en el día a día surgen. 

¿Deseas recibir más información sobre esta formación? Puedes enviarnos un mensaje a través del siguiente formulario: