La Directiva 2006/42/CE relativa a las máquinas, establece el procedimiento para la evaluación de la conformidad de los productos incluidos en su campo de aplicación, incluida también la “auto certificación” por medio del procedimiento de Control Interno de la Fabricación (Anexo VIII).

Su objetivo es tanto garantizar la seguridad de los consumidores y usuarios, además de que los fabricantes cumplan con la legislación que le sea de aplicación.

Es muy habitual y una práctica muy frecuente (para mejorar productividad) que los “usuarios” de maquinaria junten o unan varias máquinas individuales para que funcionen todas conjuntamente realizando modificaciones en las máquinas y añadiendo elementos (por ejemplo, cintas transportadoras, robots, empujadores, etc…)

Estamos por lo tanto, ante la puesta en el mercado o primera puesta en marcha, de una máquina nueva (conjunto de máquinas), que estará formada por una serie de máquinas individuales que, ahora trabajarán para la consecución de un mismo objetivo, de manera coordinada, con un mando común y la integración de las seguridades en el nuevo conjunto.

En lo que respecta a la legislación (directiva máquinas 2006/42/CE) aparece la definición de máquina como: “Un conjunto de máquinas y/o de cuasi máquinas que, para llegar a un mismo resultado, estén dispuestas y accionadas para funcionar como una sola máquina”. Es decir, el conjunto estará sujeto a los requisitos de la Directiva de Máquinas y por lo tanto, a su marcado CE, debiendo disponer no sólo del marcado del conjunto, sino de un Expediente Técnico de la máquina, entre otros, y de su correspondiente Declaración CE de conformidad.

Este Expediente Técnico debe contener los mismos apartados que si se tratara de una máquina única:

  • Una Introducción y una explicación de los antecedentes legislativos.
  • Descripción de la máquina (funciones, partes constitutivas, máquinas individuales usadas,…).
  • Evaluación de los riesgos, con la lista de los requisitos que se aplican, los peligros identificados, la descripción de las medidas aplicadas y los riesgos residuales (en aplicación de la Norma EN ISO 12100).
  • Listado de Requisitos Esenciales de Seguridad y Salud – RESS, recogidos en el Anexo I de la Directiva, y las normas armonizadas empleadas para cubrir tales riesgos.
  • Planos del conjunto y notas de cálculo.
  • Esquemas de los circuitos eléctricos, neumáticos e hidráulicos, si aplica,  incluyendo circuitos mando, incluidas las partes relativas a la seguridad (SRP/CS) con las explicaciones para comprender su funcionamiento.
  • Resultados de ensayos, certificados, etc. que permitan verificar la conformidad de la máquina.
  • Lista de normas aplicadas (Normas armonizadas y ratificadas por AENOR).
  • Manual de Instrucciones del conjunto (no es válido usar sólo los manuales individuales, por separado, de cada equipo integrado).
  • Declaraciones CE de conformidad de las máquinas individuales o sus declaraciones de incorporación (para las cuasi máquinas).
  • Declaración CE de conformidad del conjunto.

Pero hay que tener en cuenta además, qué legislación y normas le son de aplicación a las distintas máquinas que lo componen. Es decir, en un mismo conjunto puedo haber integrado, una máquina anterior al año 1995 (a la que sólo le aplicará el RD 1215/1997), una máquina con marcado CE que se haya puesto en el mercado con anterioridad al 29 de diciembre de 2009 (a la que le aplicará el RD 1435/1992) y una máquina puesta en el mercado a partir del 29 de diciembre de 2009 (a la que le aplicará el RD 1644/2008).

Esto influirá en la documentación disponible y necesaria para cada una de ellas, aunque lo que sí está claro, es que al conjunto le aplicará la Directiva de Máquinas (RD 1644/2008).

Y es en este punto en el que dependiendo de la disponibilidad de recursos humanos con conocimientos técnicos en la empresa, se plantea la posibilidad de bien llevar a cabo todo este trabajo documental con personal interno de la empresa (Oficina Técnica, Mantenimiento, producción, prevención,…) o apoyarse en empresas integradoras o consultoras técnicas externas.

En cualquier caso, la formación y experiencia es vital ya que se trata de un proceso complejo y laborioso.

Como empresa externa que trabajamos dando servicio en este campo, recibimos muchas consultas y necesidades formativas.

Para estos clientes, e incluso aquellos que deseen lanzarse a elaborarlo internamente en su empresa, hemos diseñado y creado una nueva formación técnica para que integradores, técnicos de ingeniería y/o de oficina técnica, responsables de producción, responsables y técnicos de mantenimiento implicados en la modificación de máquinas y montaje de equipos así como los técnicos de prevención de riesgos laborales, puedan obtener los conocimientos necesarios para realizar un expediente técnico y capacitarle para que redacte la documentación sea la base justificativa del marcado CE de una integración o conjunto de máquinas.

La formación tiene una duración de 20 horas presenciales, divididas en 4 sesiones, en las que se tratará detalladamente los diversos aspectos necesarios para cumplir los objetivos marcados.



Si desea recibir más información sobre este tema o sobre otras formaciones relacionadas con la Seguridad de Máquinas, puede ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente formulario.

Formulario de contacto