La termografía infrarroja es una técnica que permite determinar temperaturas a distancia y sin necesidad de contacto físico con el objeto a estudiar. Herramientas como las cámaras termográficas, son hoy en día elementos utilizados en diversos campos como los estudios energéticos, ensayos mecánicos, e incluso en la medicina y en la biología, pero en este post nos centraremos en la aplicación de esta técnica para el mantenimiento predictivo de instalaciones eléctricas.

Y es que el mantenimiento habitual que realiza una empresa sobre su instalación eléctrica no permite identificar siempre aspectos como:

  • el calentamiento de un sistema de protección,
  • la mala conexión de un componente (relé, interruptor, disyuntor,…)
  • los aprietes débiles (en los juegos de barras, en los terminales,…)
  • la sobrecarga de los cables

El calentamiento de un elemento suele ser un síntoma previo a daños o mal funcionamiento de un equipo o instalación, lo cual lo convierte en un parámetro clave en el mantenimiento predictivo.

La utilización de la termografía por un técnico cualificado permite detectar las anomalías en las instalaciones eléctricas y sugerir soluciones adaptadas.

camara termografica

La termografía infrarroja permite visualizar las diferencias de temperatura presentadas por las superficies de los objetos permitiendo comprobar fácilmente los puntos del sistema eléctrico en los que se puede producir un fallo con la suficiente antelación como para corregirlo antes de que el mal sea mayor.

El termograma (imagen obtenida) muestra zonas de color más o menos claras que indican la temperatura de la superficie filmada. De esta forma se detectan sobre la marcha anomalías de funcionamiento evaluando la diferencia que existe entre la temperatura que presenta el cuerpo en un momento dado y la que suele tener cuando trabaja correctamente.

De forma orientativa, se puede decir que la inspección termográfica en una instalación industrial puede realizarse en un día. El coste de inspección depende del número de elementos visualizados (transformador alta/baja tensión, armarios divisorios, armarios de máquinas, batería)

Como resultado de la inspección realizada, se emite un informe en el que se registran todos los elementos examinados y en el caso de que se detecten anomalías se proponen soluciones para corregir el fallo.

La termografía constituye hoy en día una herramienta predictiva eficaz contra los riesgos de origen eléctrico y las interrupciones en la producción.