No es ningún secreto que llevamos años tratando de buscar soluciones para poder hacer del planeta un lugar mejor, y sobre todo, un planeta más longevo. Hemos logrado crear edificios sostenibles, hacer que los niveles de emisión se reduzcan a cero y añadir la etiqueta de “ecológico” a todo. 

El siguiente nivel lo han alcanzado algunos entornos urbanos que han puesto en marcha medidas que afectan a las nuevas construcciones, ampliaciones y rehabilitaciones de antiguos edificios.

¿Os habéis planteado la idea de poner un jardín en la azotea? Podríais llevar a vuestro hijo al parque, hacer deporte o pasear tranquilamente sin necesidad de salir de vuestra urbanización. Las ventajas, tanto económicas como ecológicas, son múltiples. Pueden servir como “pulmones urbanos” ya que mejoran la esperanza de vida de los habitantes y mejoran el balance energético de los edificios. La Asociación Española de Cubiertas Verdes y ajardinamientos (Asescuve) se creó en 2012 para promover la creación y uso de estas zonas.

¿Que beneficios aportan a las ciudades?

Los “edificios jardín” pueden proteger del deterioro a las azoteas y hacen de aislantes térmicos naturales, no permitiendo que la cubierta supere los 35 grados en circunstancias de extremo calor y reduciendo el consumo energético.

Además pueden reducir considerablemente la temperatura en verano, las plantas retienen las partículas tóxicas y disminuye la contaminación atmosférica y acústica. Por si no fuera poco, pueden absorber gran parte del agua de lluvia devolviéndolo a la atmósfera y retrasando el retorno a la red de alcantarillado.

Huelga decir que para llevar a cabo esta magnífica idea hay que contar con materiales de primera calidad, hacer una gran planificación de las cargas estructurales del inmueble, la pendiente, el sistema de drenaje etc. Además de contar con un profesional que se encargue de la instalación y un mantenimiento constante.

¿Qué tipo de Edificios Jardín podemos encontrarnos?

  • Cubierta Intensiva. Es la más parecida a un parque o jardín. Si la obra se realiza bien y con cuidado puede llegar a convertirse en un lugar de ocio y entretenimiento, puesto que cabe inmobiliario de todo tipo, zonas deportivas, caminos asfaltados e incluso atracciones infantiles.
  • Cubierta Extensiva. Esta es mucho más sencilla y suele emplearse como protector adicional. A su vez, es la forma más fácil de convertir tu azotea en una zona ecológica con plantas tapizantes de muy bajo mantenimiento como el seudo, contenido bajo en nutrientes y un espesor inferior a 14cm.