Probablemente estaréis escuchando hablar del famoso impuesto del Sol en nuestro país, y por tanto de la importancia de los paneles fotovoltaicos. Pero ¿qué son? ¿Qué importancia tienen para nosotros? ¿Son como nos hacen creer, una respuesta a algunos de nuestros problemas? Vamos a resolverlo.

Los paneles fotovoltáicos se han convertido en un elemento clave en la conversión de la energía solar a eléctrica. Transforman la luz solar en energía eléctrica, una partícula luminosa con energía se convierte en una energía electromotriz (voltaica).

El funcionamiento de los paneles se basa en el efecto fotovoltaica. Este efecto se produce cuando sobre materiales semiconductores convenientemente tratados incide la radiación solar produciéndose electricidad.

¿Cómo es la Conversión Fotovoltáica?

El efecto fotoeléctrico consiste en la emisión de electrones por un material cuando se le ilumina con radiación electromagnética, luz visible o ultravioleta.

Cuando la energía luminosa, principalmente la radiación solar, incide en la célula fotoeléctrica, existe un desprendimiento de electrones de los átomos que comienzan a circular libremente en el material.

Tipos de Paneles Solares en función de sus materiales: 

Existen distintos tipos de paneles solares en función de los materiales semiconductores y los métodos de fabricación que se empleen.

  • Silicio Puro monocristalino. Basados en secciones de una barra de silicio perfectamente cristalizado en una sola pieza. En los laboratorios se han alcanzado rendimientos del 24’7% con este tipo de panel.
  • Silicio puro policristalino. De materiales similares a los del tipo anterior aunque el proceso de cristalización del silicio es diferente. Se basan en secciones de una barra de silicio que se ha estructurado desordenadamente en forma de pequeños cristales. Se obtiene un rendimiento inferior que con los monocristalinos.

Según su Función de la Forma:

  • Paneles con sistemas de concentración. Mediante una serie de superficies reflectantes concentra la luz sobre los paneles fotovoltaicos.
  • Paneles de formato “teja o baldosa”. Son de pequeño tamaño están pensados para combinarse en gran número para así cubrir las grandes superficies que ofrecen los tejados de las viviendas.
  • Paneles bifaciales. Basados en un tipo de panel capaz de transformar en electricidad la radicación solar que le recibe por cualquiera de sus caras.